• Tel : +54 (011) 5263-0382

  • WhatsApp : +54 (011) 3175-1189

  • Idioma Ingles



Ciberbullying, cuando el acoso no termina


El término bullying se ha popularizado mucho en los últimos años, y como bien sabemos se trata de un acoso escolar (aunque se ha expandido de forma alarmante en áreas laborales) que pone en desventaja a un individuo frente a otros, por medio de burlas, maltratos físicos o comportamientos crueles. Cada año las estadísticas crecen y son más y más los chicos y adolescentes que se ven afectados por esta cruel realidad.

¿Pero qué pasa cuando el acoso escolar o bullying no termina ni aún en casa?, es una pesadilla, un mal sueño del cual parece no se despierta ni siquiera en la seguridad del hogar, ya que por medio de las redes sociales se sigue con ese acoso y hostigamiento que tanto afecta a los chicos.

¿Cómo se lleva cabo el ciberbullying?

Si el acoso se puede tornar físico y se lleva a cabo por medio de insultos o golpes, el ciberbullying se vale de las redes sociales, las cuales dan a los acosadores herramientas como la palabra, las imágenes y el crear grupos de odio. Son demasiados los casos en los que adolescentes deciden terminar con su vida tras ser víctimas de ciberbullying, ya que la pesadilla no termina jamás, pues desde celulares, tablets, laptobs o cuentas de correo los chicos son acosados sin tener jamás un respiro.

Ciberbullying, un problema real

Quizá estamos muy familiarizados con expresiones como “chicos zarpados siempre han existido, pero hoy resulta que los expertos le dicen bullying” Pero la realidad es que el bullying va más allá de una broma pesada o algunas publicaciones en redes sociales fuera de lugar o subidas de tono. El bullying es hacer daño y sentenciar contra diferencias e individualidades, que en el caso del ciberbullying se potencializan, ya que en ocasiones se forman comunidades en contra de una sola persona, como cuando un solo alumno es objeto de las burlas y acoso de un salón entero.

Qué hacer ante ciberbullying

Como padres:

El papel que cumplen los padres en la lucha contra el bullying es esencial ya que estar pendientes de la vida académico-social del chico es el mejor preventivo para este tipo de casos, así como el tener libre acceso a una supervisión inteligente de las redes sociales que usan los chicos. Pero ante todo, el fomentar y fortalecer la comunicación en la familia para evitar el silencio atormentado de los pequeños.

Como maestros:

Tener contacto y comunicación en las redes sociales de los chicos así como no ignorar los casos de acoso por falta de tiempo o una actitud de apatía. El educador cumple con funciones sociales que forman a los chicos, el que los maestros luchen contra el ciberbullying es la garantía de hoy para un mañana sin violencia.

Como compañeros:

Los valores que como chicos se inculcan en casa se deben priorizar por sobre la voz de la mayoría. Si como compañeros de escuela o trabajo somos testigos de ciberbullying denunciémoslo. Facebook por ejemplo, tiene la opción de reportar una página si está acosando a una persona o a nosotros mismos.

Finalmente ¡el ciberbullying debe parar hoy!

El ciberbullying ha cobrado vidas, uno de los casos más difundidos ha sido el de la adolescente canadiense de tan sólo 15 años Amanda Todd, quien después de haber sufrido de un ciberchantaje (conocido como sexcasting) decidió quitarse la vida, por haber tomado la mala decisión de mostrar sus senos vía web cam, ya que esto desencadenó que un perverso individuo circulara la imagen vía web. El caso es especial porque antes de quitarse la vida la adolescente decidió grabar un video testimonial que aún se puede ver en el sitio YouTube donde contaba su historia.

Como sociedad, nuestro papel es el de evitar y parar estos casos de ciberbullying en escuelas y trabajos, no sea que terminen con la vida de uno de nuestros seres queridos.

Copyright © 2010- 2017 - NPP Multimedial - Sitio Oficial

Ir arriba